Rayentru virtual
  Juan Cameron - poemas
 


JUAN CAMERON - Poemas


  

CACHORRO
 
Perdonad el pelaje descastado
 
este brillo es de tanto restregarme
de la baba       la rabia       la patada
Perdonad el mordisco por la espalda
es mi ternura agreste           solapada
pero ternura al fin        (la única mía)
En verdad salí cachorro
             en la calle me hice perro
 
(de Perro de circo)
 
 

FE DE RATAS
 
Donde dice amor no debe decir absolutamente nada
basta con las manchas olvidadas por tu lecho
Donde dice libertad léase justicia
léase calor     muslo      ángel de la guarda
líbrame de las balas locas
 
Donde dice orden léase hijos de la grandísima
pero léase en la clandestinidad
léase debajo de un crepúsculo
porque el tipógrafo
es un tipo con santos en la corte.
 
 
 
TEORÍA DEL CHISTE
 
Dulce oficio éste del bufón:
coseché la limosna para mí destinada
después del salario del necio
En verdad nadie entiende de mis chistes
pero el necio sube ahora a la tarima
a su atrio en la corte
No necesitan más los cortesanos
Vivo de las monedas que el necio paga a mi libreto
y esa es mi gloria
el bendito chiste de Dios quien en verdad se ríe
a carcajadas.
 
(Inédito)
 

 
 
TODO SE SOSPECHA EN ESTA AURORA
 
Habría sido un buen comisario político
un mejor policía secreto        un eficaz
 
defensor de la Patria (del Estado si Ud. lo prefiere)
Me hubiera deslizado por los códigos por los Decretos Leyes
así un zorro entre el follaje de las estanterías
Mi religión era un canto a la máquina: la religión de todos
y la Patria (el Estado si Ud quiere)
su engranaje ostentaba en lo oscuro del bosque
 
Mi ojo sobre el hombro musitaba eficaz cuando se lee
el pecho detenido en las cartas de amor los memorándum
el pie presto a la hoja          sepias fotografías boletos de ida y consumo
Con ello armaba esta curiosa historia
esta trampa de harnero
 
inmune a los pequeños guiños a los rostros
porque toda sonrisa es sospechosa
 
Mas de tanto olfatear puse joroba a mi brillante abrigo
Pero no era hora no estaba el horno para bellos
ni giró la palanca en tal sentido
 
y en campo atraviesa mi sombra esta ley de la selva
que delata los pasos
Los tiempos han cambiado de engranaje          y yo
que todo me sospecho de esta aurora
habría sido un buen comisario político
un mejor policía secreto un audaz
                                            un puro
                                                      un verdadero.
 
(Inédito)
 
   

 * Publicados en Revista Literaria Rayentru Nº18 - junio de 2000
 

JUAN CAMERON  |  Volver  |  Inicio  | 

 
 
  Total 206053 visitantes (436346 clics a subpáginas) En esta página  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=